Consultas populares: Entre la simulación y la aplicación

CategoriesSPIN / Impresos

El próximo 1º de agosto de este año se llevará a cabo la consulta popular para “enjuiciar a los expresidentes”. A ojos del oficialismo será una hazaña histórica, pero en realidad, el presidente López Obrador ha desvirtuado la función de las consultas populares y la participación ciudadana en la actividad política y social. Recordemos que el principal legado del populismo ha sido crear un estilo de movilización política y una retórica que vincula al Estado y a la ciudadanía a través de mecanismos que no corresponden con el Estado de Derecho ni con el respeto a los procedimientos democráticos liberales.

El discurso de López Obrador sobre las consultas populares transmite la idea de que “el pueblo es el que decide, el que manda” porque así es la “democracia directa” (lo ha mencionado 1940 veces junto con la palabra democracia). Bajo este esquema, la democracia es una forma de participación popular directa. El problema es que esa forma de “entender” la democracia no siempre respeta las normas de los procedimientos democráticos liberales que garantizan las formas de representación, ya que la representación es crucial para constituir verdaderas prácticas democráticas.

 

Fecha: 23-jul.-21

Autor: María José Jiménez

Medio: El Universal

 

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/maria-jose-jimenez/consultas-populares-entre-la-simulacion-y-la-aplicacion

Consultas populares: Entre la simulación y la aplicación - María José Jiménez